FANDOM


Inheritance Icon
Spoiler Inheritance
BRera
Spoiler Brisingr
ELDESTera
Spoiler Eldest
ERAGONera
Spoiler Eragon

Roran
Roran "Martillazos"
Físicas
Especie Humano
Género Masculino
Edad 17 (en Eragon)

18-19 (en Eldest)

20 (en Brisingr)

Color de Cabello Café
Color de Ojo Grises
Políticas
Afiliaciones Carvahall, Katrina, vardenos
Otros
Actor en la Película Christopher Egan


Roran Garrowsson, apodado "Martillazos", es el primo de Eragon y el hijo de Garrow. Él y Eragon son tan cercanos que se consideran hermanos. En Eldest Roran empieza a creer que Eragon es responsable de la muerte de Garrow. Esto es porque Eragon se marchó sin decir nada, y Roran empieza a sospechar. En Brisingr y Legado se consolida como uno de los mejores estrategas del ejército vardeno; se casa con Katrina y tienen una hija a la que llaman Ismira.

Apariencia física

Roran es mayor que Eragon, pero menor que Murtagh. Tiene el pelo negro, los ojos grises y el cuerpo robusto y musculoso. Al huir del Imperio se deja crecer la barba para evitar que lo reconozcan. Siempre lleva un martillo consigo, aunque a veces usa una lanza, un escudo o una espada.

Personalidad

Roran es una persona práctica, sencilla y con los pies en la tierra. Al igual que Eragon tiene una mentalidad cerrada (debido a que Garrow los ha criado así), pero se vuelve de mente más abierta con el tiempo. Después de que su granja fuera quemada empieza a pensar las cosas mucho más.

Tiene una increíble determinación y fortaleza, ya que está dispuesto a llegar a cualquier extremo por los aldeanos y su amada Katrina, lo que a menudo conlleva correr hacia el peligro sin importar los riesgos para sí mismo y soportando pruebas y terribles dificultades (como cuando recibe latigazos hasta quedarse medio muerto) sin quejarse para poder alcanzar sus metas. Le promete a Katrina que va a reconstruir su granja para asegurarle un futuro, a pesar de todo lo que tendrá que hacer. Más tarde le comenta a Eragon que esa determinación lo llevará más allá de lo que haría una persona normal.

Es un líder nato y un excelente orador, haciendo discursos ardientes que bastan para convencer a muchas personas de unirse a su causa y liderando a gran parte de Carvahall a través de las Vertebradas hacia Surda para escapar del ejército de Galbatorix. Está dispuesto a tomar decisiones un tanto controvertidas y a menudo arriesgadas, como atacar a las tropas de Galbatorix, robar el Ala del Dragón, ir en contra de las órdenes de un superior y tomar Aroughs con pocos soldados para poder cumplir sus objetivos.

Habilidades

Roran al principio no tiene mucha experiencia en combate, pero debido a las labores diarias de la granja gana una fuerza y resistencia que pocos pueden igualar. Con el tiempo empieza a ganar más experiencia en combate, si bien su lección inicial "hacer lo que sea necesario para ganar" nunca abandona su mente. Su arma preferida es el martillo, aunque en algunas batallas también usa una lanza.

Se le considera uno de los mejores guerreros y estrategas humanos al lograr hazañas aparentemente imposibles, como matar 193 soldados en un combate mano a mano, terminando con una pila de cuerpos, matar a uno de los Ra'zac al distraerlo o vencer a un úrgalo en combate mano a mano hasta obligarlo a rendirse. Destacan también sus hazañas en Aroughs, ya que logra tomar la ciudad fuertemente amurallada con 800 soldados, o su enfrentamiento con Lord Barst, donde logra unir a las especies de Alagaësia contra el ejército de Galbatorix.

Era además un orador magnífico, siendo capaz de mover a una aldea a rebelarse contra el Imperio, llevarla a través de las Vertebradas y robando un barco (convenciendo a otras personas en el camino) hacia Surda. Sus dotes como orador son sólo superadas por Elva y por el mismo Galbatorix.

Roran tiene la capacidad de reconocer cuando usan la telepatía contra él, pues siente a Eragon cuando establece contacto mental con él, a pesar de no tener ningún entrenamiento mágico. Cuando Eragon le enseña a defenderse de los ataques mentales, Roran usa sus sentimientos hacia Katrina para escudarse, pero pierde la concentración y sus protecciones caen. Intenta aprender algo de magia, aunque no consigue gran cosa.

Historia

Vida temprana

Se sabe poco sobre la vida temprana de Roran. Nació y se crió en Carvahall con su padre, Garrow. Su madre, Marian, murió cuando Roran era pequeño. Su único otro pariente fue su primo Eragon.

Amor con Katrina

Roran solo tuvo un pequeño papel en los sucesos del primer libro. Se revela que está enamorado de Katrina, la hija del carnicero Sloan. A Sloan, sin embargo, nunca le cayeron bien Garrow y su hijo. En Eldest, él y Katrina avanzan mucho en su relación, y finalmente se comprometen en contra de los deseos de Sloan y sin su permiso.

Trabajo en Therinsford

Roran consigue un trabajo en Therinsford con el molinero Dempton, para conseguir suficiente dinero para casarse con Katrina. Roran hace esto a pesar de que a Eragon no le gusta. Sin embargo, esto acaba cuando recibe noticias de la muerte de su padre a manos de los Ra'zac y de que su primo ha desaparecido. Regresa a Carvahall para llorar a su padre y se queda con Horst, el herrero.

Batalla de Carvahall

Unos seis meses después de la partida de Eragon y Brom, los Ra'zac llegan a Carvahall, pues Galbatorix planea capturar la ciudad y usarla contra Eragon. Roran huye hacia las Vertebradas, mientras los leales aldeanos niegan saber su paradero. Pero cuando las cosas se ponen peores, regresa a Carvahall, y con la ayuda de la aldea, establece una fuerte resistencia, ahuyentando a los Ra'zac, a los cuales Roran llamaba profanadores, y a los soldados de Galbatorix.

Los aldeanos prevalecen en mantener a los soldados fuera, pero se decide que deben irse si quieren salvarse, pues varios aldeanos mueren en pequeños ataques de los Ra'zac.

Secuestro de Katrina

Poco antes de la partida de los aldeanos, Roran informa a Sloan de su intención de casarse con Katrina, y por ende, que ella debería irse con él. Enfurecido, el carnicero obliga a Katrina a decidir entre él o Roran. Cuando escoge a Roran, su padre le niega su legado, y Roran tiene un duelo con él.

Decepcionado con su hija, Sloan deja la aldea por la noche para dirigirse al campamento de los Ra'zac, donde traiciona a Roran (y a toda la aldea) y lleva a los Ra´zac hasta su dormitorio. Ahí, forcejea entre los Ra'zac y Roran por proteger a Katrina, sufriendo una gran herida en el hombro. Los Ra'zac huyen volando en sus Lethrblaka, llevándose a Katrina secuestrada.

Huida

Roran, sabiendo que el Imperio lo buscaba, se ve forzado a dejar a un Carvahall sin futuro para los que se quedan detrás. Entonces convence a toda la aldea de ir a Surda para reunirse con los vardenos y por el camino buscar el escondite de los Ra'zac para salvar a Katrina.

Hacia los vardenos

Cruzando las Vertebradas llegan a Narda. Roran decide usar el nombre de "Martillazos" para ocultar su verdadera identidad. Luego llegan a Teirm, donde conoce a un vardeno llamado Jeod, que le cuenta que Eragon es el siguiente Jinete de Dragón.

Jeod apoya la misión de Roran y accede a acompañar a los aldeanos a Surda, a bordo del Ala de Dragón. Esta travesía para huir del imperio es toda una hazaña en la que destruyen el muelle de Teirm y tres barcos del Imperio fueron succionados por el Ojo del Jabalí.

Paran en Dauth, donde reciben la ayuda de Lady Alarice, que les informa de la situación de los vardenos, por lo que Roran decide ir a ayudarlos junto con gran parte de los habitantes de Carvahall, ya que otros deciden quedarse en Dauth.

Durante el viaje, se considera a Roran el líder de los habitantes de Carvahall.

Con los vardenos

Batalla de los Llanos Ardientes

Al llegar a los Llanos Ardientes, Roran ve por primera vez desde la muerte de su padre a Eragon y su dragona.

Eragon le ordena que se quede en el barco hasta que termine la batalla, pero Roran está presente en la Batalla de los Llanos Ardientes. Durante la batalla, se esconde detrás de una pila de cuerpos, y ataca por sorpresa a Los Gemelos con su martillo. Después de romperle a uno el cráneo, el otro cae convulsionando. Así, elimina la amenaza que eran para Du Vrangr Gata y logra que las tropas vardenas, enanas y úrgalas puedan avanzar y ganar la batalla.

Después de la batalla, le hace prometer a Eragon que rescatarán a Katrina de los Ra'zac.

Rescate de Katrina

Después de la Batalla de los Llanos Ardientes, Eragon ayuda a Roran a rescatar a Katrina. Ambos vengan la muerte de Garrow y sus seres queridos matando a los Ra'zac (Roran a uno y Eragon a otro) y Saphira a los Lethrblaka.

Boda

Poco después de su retorno, Nasuada llama a Roran para asignarle una misión, pero Roran le pide que retrase su partida para que Eragon los case a él y a Katrina, ya que quería "salvar el honor de Katrina" (ella estaba embarazada). Nasuada le da permiso y la boda comienza a prepararse, pero se pospone unas horas debido al ataque sorpresa de Murtagh y Espina al campamento de los vardenos junto al ejército de muertos sonrientes. Horas después de la batalla, Eragon casa a Roran y Katrina.

Primeras misiones

Roran se le fue asignada una misión de asaltar las caravanas del Imperio, batalla en la que mata a 5 soldados atrincherados entre unas carretas. Sin embargo, en esa misma misión, poco después fueron sorprendidos al atacar a un grupo de soldados que resultaron hechizados para ser inmunes al dolor (muertos sonrientes), donde por poco pierde la vida. Al regresar con los vardenos se le asigna a un nuevo batallón como oficial, pero tras encontrarse en una situación en la que obedecer a su capitán significaría la muerte para él y sus compañeros, decide insubordinarse y utilizar una estrategia propia para tomar ventaja en la batalla, en la que con ayuda de un par de protecciones mágicas y su astucia, mata él solo a 193 soldados del Imperio.

Nasuada asciende a Roran a Capitán después de haber tenido que castigarlo por su insubordinación. Se hace famoso entre los vardenos, los surdanos e incluso los úrgalos, pasando a ser conocido como uno de los más grandes guerreros humanos de Alagäesia.

Confrontación por el liderazgo

Se le asigna como capitán de una misión conjunta con los úrgalos, tratándose de una misión sencilla de asaltar caravanas del Imperio. Sin embargo, cuando Roran ve que un grupo de úrgalos tortura a uno de los prisioneros decide intervenir, y Yarzbog, que a pesar de no ser un kull, era bastante grande y fuerte, reta a Roran a un duelo por el liderazgo de los úrgalos asignados a la misión. Roran sale victorioso al hacer gala de su astucia, fuerza y agilidad al inmovilizar a su oponente y reclamar el liderazgo del grupo, convirtiéndose en el primer humano en vencer a un úrgalo en combate cuerpo a cuerpo.

Batalla de Feinster

Lidera al grupo de humanos y úrgalos que le dio Nasuada. Ahí se encuentra brevemente con Eragon que, antes de continuar con la batalla, le cuenta quién era su verdadero padre.

Batalla de Belatona

Roran forma parte de la Batalla de Belatona. Está a punto de morir cuando una parte del muro de una de las torres del castillo le cae encima, al punto que decidió aceptar su destino. Por fortuna sobrevive gracias a que estaba debajo de uno de los aleros. Cuando Eragon, Arya y Blodgarm lo encuentran está luchando contra unos soldados del Imperio. Luego, él se va con ellos para enfrentarse a Lord Bradburn. Más tarde presencia la junta de Nasuada con Grimr Mediazarpa y permanece junto a los habitantes de Carvahall durante el parto de Hope, la hija de Horst y Elain.

Batalla de Aroughs

Unos días después de la Batalla de Belatona, Roran recibe por parte de Nasuada un ascenso a Capitán y su siguiente asignación; en una semana debía de conquistar la ciudad de Aroughs, pues el Capitán al que Nasuada había dejado a cargo no había podido debido a la resistencia de la ciudad. Él se dirige allí y logra con los 800 hombres que tenía a cargo entrar a la ciudad y conquistarla con una cantidad relativamente baja de muertos y heridos. A partir de entonces empieza a recibir el título de "héroe de Aroughs".

Sitio de Dras-Leona

En cuanto vuelve junto a los vardenos forma parte del consejo de Nasuada para decidir cómo entrar y conquistar Dras-Leona, ya que la ciudad había sido fuertemente fortificada, además de tener a Murtagh y a Thorn defendiéndola. Cuando Eragon y los elfos se cuelan por la entrada secreta, Roran lucha con los vardenos a modo de distracción para luego entrar y tomar la ciudad.

De camino a Uru'baen

Cuando secuestran a Nasuada, forma parte del cónclave en el que deciden que Eragon será el líder de los vardenos. También es uno de los pocos que saben que Eragon se fue hacia Vroengard. Durante la marcha de los vardenos a Uru'baen, Roran tuvo un brusco intercambio de palabras con el rey Orrin, ganándose un poderoso detractor. Cuando vuelve Eragon forma parte del consejo que lo recibe en la colina y es partícipe de lo que pasó Eragon en Vroengard, recibiendo con agrado la noticia de la existencia de los eldunarís. Roran se muestra de acuerdo con el plan de atacar por sorpresa la ciudadela de Eragon.

Batalla de Uru'Baen

Roran comanda un grupo conformado por algunos úrgalos, soldados vardenos y el grupo de habitantes de Carvahall. Durante la batalla, varias personas del batallón (entre ellos, Delwin) mueren y Baldor casi pierde la mano. Con ellos iba un grupo de elfos, aunque estos no lo obedecen. Roran casi pierde la vida cuando unos soldados lo acorralan y golpean hasta que las defensas que le puso Eragon desaparecieron de no ser por Almas Salvajes y Ojos de Lobo, que llegan a tiempo para salvarlo. Durante la refriega pierde su martillo.

Enfrentamiento contra Barst

Cuando Lord Barst derrota a Islanzadí, los humanos, enanos y Úrgalos quedan sin ánimo de pelear. Roran recuerda la forma en que los soldados lo acorralaron y lo que le dijo Eragon acerca de los eldunarís y algo que había notado de Barst (cojeaba de la pierna izquierda), con lo que idea un plan para derrotarlo. Pide a Ángela que traiga a Garzhvogh, Jormundur, Orik, Grimr y a un elfo que tenga autoridad.

El plan consiste en distraer a Barst mientras los enanos y algunos elfos orientaan las máquinas de guerra hacia Barst. Después, cuando Roran da una señal, varias piedras y lanzas abaten a Barst, dejándolo en el suelo y con las defensas mermadas. Los úrgalos atacan a Barst, destruyendo casi por completo sus defensas y mellando su armadura. Roran intenta atacarlo, pero Barst lo deja temporalmente sin sentido. Cuando vuelve en sí, ve que gran parte de los hombres gato, Kulls y elfos han sido aniquilados. Aunque Barst perdió sus defensas, todavía le queda su fuerza. No obstante, estaba lastimado y una mujer gato había herido la pierna en la que cojeaba seriamente, agravando el problema. Roran se enfrenta a él con una lanza, pero Barst todavía tenía su maza, entonces Bladgen el cuervo ataca a Barst, lo que le dio una oportunidad a Roran para desarmarlo.

Como ambos ya no tienen armas empiezan un combate cuerpo a cuerpo. Roran logra sacar ventaja a la cojera de Barst y este intenta aplastarlo, pero Roran se escabulle y ambos terminan rodando por el suelo. Barst le rompe casi todos los huesos a Roran, pero este tiene en mente a Katrina y a su hijo por nacer, lo que le da fuerzas para apretar la armadura de Barst hasta que se hunde por donde lo había mellado el kull. Como consecuencia, se rompe el eldunarí de Barst y la energía liberada lo mata.

Después de la batalla, Roran queda al borde de la muerte y con la mayoría de costillas rotas. Ni siquiera los elfos pueden curarlo completamente y ocuparía varias semanas para que los huesos recobraran su fuerza. No obstante, tras insistir obstinadamente, lo llevan de nuevo a la ciudad, donde sentado en una camilla reúne y da órdenes a los soldados vardenos, que se reagruparon y motivaron con la derrota a Barst. Desde allí oye los últimos gritos de Shruikan y ve la explosión del hechizo de Galbatorix. Roran consigue ponerse a cubierto detrás de una roca junto con un mensajero justo a tiempo. Más tarde, un soldado encuentra el martillo de Roran en las calles.

Después de la guerra

Durante el consejo para decidir quién tomaría las riendas del Imperio, Arya lo menciona como un posible candidato. Sus logros en batalla y sus cualidades de líder harían que los vardenos y el Imperio lo siguieran sin dudar, pero se le descarta por su inexperiencia.

Nasuada envía a Roran a la cabeza de un gran grupo de guerreros para acabar con una revuelta en Teirm, que al final se resuelve pacíficamente. Después se dirigen a Kuasta, donde al final todo se resuelve también de forma pacífica.

Meses después, nace la hija de Roran y Katrina, a la que llaman Ismira en honor a madre de Katrina. Un día después del nacimiento de la pequeña, Nasuada llama a Roran para entregarle el título de Conde, dándole el mando de todo el Valle de Palancar "mientras él y sus descendientes muestren aptitud para gobernar". Roran empieza a planear la forma de reconstruir Carvahall y con el dinero que obtenga de los tributos planea construir un castillo o una fortaleza para defender el valle en una colina que él y Eragon siempre han visto como ideal para construir un castillo.

Cuando Eragon revela que se marcha, Roran es uno de los más renuentes a que Eragon se vaya de Alagaësia, pero al final accede. Eragon le propone que vaya con él a Du Weldenvarden y lleve a Katrina e Ismira, Roran duda, pero acepta cuando Eragon le dice que Arya los llevará encima de Fírnen

El día de la marcha aparece Birgit, exigiendo que Roran le pague su deuda de sangre, a lo que él está dispuesto a pesar de que Katrina, Eragon, Saphira y Nasuada tratan de convencerlo de que no lo haga. Al final, Birgit cobra su deuda hiriéndolo en la palma derecha. Cuando Roran atiende la herida se marcha con Arya, Katrina e Ismira en Fírnen hacia Tronjheim (pues Arya debe reunirse con Orik en Farthen Dur por unos asuntos) y luego a Ellesmera mientras Eragon se dirige a Vroengard.

Cuando llegan a Ellesmera se hospedan en la Sala Tialdarí. Durante su estancia, Eragon y Arya los llevan a que conozcan Ellesmera y sus jardines, además de la cabaña de Oromis en los Riscos de Tel'naeir. Él es testigo de cómo Eragon cambia el juramento de los Jinetes para incluir a los enanos y a los úrgalos. Cuando llega el día en que Eragon abandona Ellesmera, Roran se ofrece a acompañarlo al menos hasta el extremo oriental de Alagaësia. Al principio va con Eragon en Saphira y luego en barco en todo el recorrido del río Gaena.

Cuando llegan a Hedarth, Orik los espera con un banquete. Más tarde, Roran va con Eragon, los elfos y los dragones a donde dejaron el barco. Allí, Eragon le entrega un cofre con riquezas que le dio Orik "para que construya un castillo", Roran lo acepta y se despiden. Cuando Eragon sube a la nave, Roran pega un grito de dolor por la partida de su primo (tal como lo había soñado Eragon). Arya y Fírnen lo recogen cuando se separan de Eragon y Saphira para volver a Ellesmera, recoger a Katrina e Ismira y volver al Valle de Palancar.

Después de El Legado

En la carta de Jeod que se adjuntó en la edición de lujo de Legado se menciona brevemente a Roran, pero no se dice mucho, pues Jeod no sabe nada acerca de lo que Roran está haciendo en el Valle de Palancar.

Trivia

  • Roran usa de arma el martillo en honor al caballero de un cuento de Carvahall.
  • Como regalo de bodas, Eragon le da a Nieve de Fuego.
  • Eragon hace un anillo para Roran y otro para Katrina. Los anillos tienen el poder de llamar el uno al otro en donde este.
  • De acuerdo con Umaroth, Roran nunca ha necesitado la ayuda de los eldunarís de la Cripta de las almas.
  • Al igual que Eragon, no sabía leer y escribir, pero de acuerdo con Christopher Paolini él eventualmente logra aprender debido a que sus deberes como Conde lo exigían.
  • En una sesión de preguntas y respuestas en Reddit, Paolini reveló que al principio Roran iba a terminar como rey de los humanos, pero pensó que eso haría infeliz a Roran (él solo quería volver al Valle de Palancar con su familia) y no habría sido justo para Nasuada.
Inheriwiki ¡Este artículo es un esbozo y necesita expansión! ¡Tu puedes ayudar a El Legado Wikia contribuyendo al artículo!
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.